EXPOSICIÓN PERMANENTE
En 1999 se adaptó la capilla del Santísimo, que se encontraba en desuso, como espacio de exposición del proyecto Accuro. Este proyecto, impulsado por el obispado de Vic, consiste en agrupar el patrimonio cultural parroquial y garantizar una correcta identificación, catalogación y guarda del patrimonio artístico y de orfebrería religiosa.

Así, se restauró la pintura de la Santa Cena que la presidía y se dejaron visibles en el suelo los cimientos del ábside románico -mutilado en construirse la capilla- que habían quedado al descubierto durante las obras de rehabilitación.